ViajerosPiratas
Profile

Valoramos tu privacidad

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, ofrecer contenidos personalizados y analizar nuestro tráfico. Al hacer clic en ""Aceptar todo"" aceptas esto y consientes que compartamos esta información con terceros y que tus datos puedan ser procesados en Estados Unidos. Si deseas más información, lea nuestra .

Puedes ajustar tus preferencias en cualquier momento. Si te niegas, sólo utilizaremos las cookies esenciales y, lamentablemente, no recibirás ningún contenido personalizado. Para rechazarlas, .

Ecoturismo: todo lo que necesitas saber

Viajar te permite conocer mundo, pero también tiene su efecto en el medio ambiente: desde las elevadas emisiones de dióxido de carbono de los vuelos cortos al uso excesivo de envases de plástico de un solo uso.

Más adelante discutiremos acerca de todo lo relacionado con el ecoturismo. Y te daremos algunos consejos para que puedas convertirte en un ecoturista efectivo, viajando de forma más responsable y sostenible.

¿Qué es el ecoturismo?

El ecoturismo consiste en viajar a entornos naturales que nada tienen que ver con los típicos lugares turísticos. Intentando tener un impacto positivo en él y en la comunidad local. Incluso ayudando a su conservación.

Su objetivo es ser responsable y sostenible. Así que suele ofrecerse a pequeña escala para que su impacto sea bajo.

En resumen, puede decirse que el ecoturismo implica lo siguiente:

  • Viajar a entornos vírgenes, donde los viajeros puedan ayudar a su conservación y aprender sobre el mismo.

  • Enfocarse en la sostenibilidad y en la concienciación medioambiental. La recaudación de estos viajes responsables es destinada a mantener los alojamientos de bajo impacto donde los viajeros se hospedan. Así como a su conservación y habitantes.

  • Los viajeros -o turistas verdes- tienen el objetivo de educarse y conectar con el ecosistema local.

¿Cómo puedo viajar de forma responsable?

Viajar de forma responsable y el ecoturismo van de la mano. La clave es pensar en ser lo más sostenible y "verde" posible. Viajando de una forma con la que tu destino se beneficie. Aunque si el ecoturismo no es aún para ti, aquí tienes algunos consejos para ser un turista más responsable:

1. Haz los deberes y respeta a los habitantes. Si viajas muy lejos de casa, puede que la cultura y costumbres locales sean bastante diferentes a las tuyas. Investiga un poco sobre ellas y asegúrate de estar al tanto de lo que se debe hacer y lo que no. Sobre todo respecto a aquellas que puedan suponer una ofensa a la gente local.

2. Haz un voluntariado en algún proyecto local. Puedes encontrar listados de ONGs e iniciativas por todo el mundo. Y la mayoría estarán encantadas de recibir tu ayuda. Desde trabajar en una granja a ayudar a construir infraestructuras para alguna pequeña comunidad local.

3. Alójate en un alojamiento eco friendly. Quedarse en un hotel o resort respetuoso con el medio ambiente, ya es un gran paso. Hay muchos por todo el mundo y, normalmente, suelen ser los más interesantes: casas en los árboles, iglúes de cristal,... Además no tendrás que sacrificar tu comodidad a cambio de ser responsable.

Los mejores consejos para un viaje eco-friendly

¿Quiere ser un turista más respetuoso con el medio ambiente pero no sabes por dónde empezar? No te preocupes porque aquí tienes algunos tips. Cosas sencillas que puedes hacer para minimizar el impacto de tu viaje, haciéndolo de forma responsable.

1. Respeta la flora y la fauna

Al viajar, tu presencia incluye tanto en grandes ciudades como en entornos naturales. Además de los más obvios: no tirar basura, no alimentar a los animales, etc. Varios grupos están pidiendo a los visitantes que dejen de geoetiquetar sus fotos en Instagram. Para evitar así el efecto llamada y el colapso de ciertos destinos donde el aumento masivo de visitantes podría ser fatal para el medio ambiente.

¿Vas a la costa? Una de las cosas que puedes hacer es proteger a los arrecifes de coral usando protección solar que no lleve oxibenzona ni octinoxato. Sustancias químicas que pueden dañarlos gravemente.

2. Usa el transorte de forma consciente

Es difícil reservar unas vacaciones que impliquen cero emisiones. Pero hay algunas cosas que puedes hacer para reducir la huella de carbono. Por ejemplo, para trayectos cortos, viajar en tren o autobús suele ser una opción más ecológica.

En viajes de larga distancia, el avión puede ser la mejor opción. Aunque hay que intentar tomar un vuelo directo siempre que sea posible. Ya que el mayor número de emisiones se producen en el despegue y el aterrizaje.

Una vez en el destino, ahorra combustible. Opta por el transporte público, las bicicletas o, simplemente, caminas siempre que puedas.

3. Desenchufar y apagar

Antes de irte de viaje, asegúrate de apagar todas las luces y desconectar todo aquello que pueda consumir "electricidad fantasma" en casa: videoconsolas, ordenadores,... Por no hablar de lo que te puedes ahorrar en la factura de la luz.

Esto debe aplicarse también cuando salgas de alojamiento para disfrutar de un día de turismo.

4. Haz la maleta de forma inteligente

Para evitar acumular plásticos de un solo uso, llévate de casa tus propios envases rellenables para los artículos de aseo. Así como un recipiente reutilizable, utensilios de cocina y un vaso portátil. Para evitar generar residuos innecesarios.

Este consejo es especialmente útil para los viajeros con poco presupuesto: puedes acercarte al mercado local o a la tienda de comestibles y preparar tu propio almuerzo antes de salir cada mañana.

5. Apoya los negocios locales

El turismo suele suponer una gran carga para las infraestructuras de una región, lo que puede afectar negativamente a sus residentes. Algo que puedes compensar comprando y alojándote en negocios locales.

Por ejemplo, puedes hacer la compra en mercados que ofrezcan productos de la zona y dormir en pensiones de propiedad local. En lugar de en cadenas hoteleras. De esta forma, reduces también tu huella de carbono al elegir productos cercanos, que no necesitan ser enviados desde otros lugares.

6. Compensa tu impacto

Por mucho que lo intentemos, la mayoría de los viajes producen algún tipo de emisión. Para compensarlo, usa una calculadora de carbono (las puedes encontrar online y gratuitas) para medir la emisión total de tu viaje. Estas mismas webs suelen ofrecer sugerencias de proyectos a los que puedes donar para compensarlo. De hecho, incluso algunas aerolíneas ofrecen esta opción al reservar los billetes por Internet.

Desde luego, este es un buen punto de partida para comenzar viajando de forma más respetuosa.

8 destinos de ecoturismo

Hay muchos destinos ecofriendly y aptos para ecoturistas. Viajar de forma responsable es ahora más fácil que nunca, debido al gran número de hoteles con certificación ecosostenible por todo el mundo.

1. Costa Rica

Todo un clásico en lo que a ecoturismo se refiere. Gran parte del país está formado por selvas tropicales, pero la naturaleza aquí es diversa: volcanes, playas de ensueño,... De hecho, se trata de un oasis para el turismo verde. Con numerosos beneficios medioambientales y económicos.

2. Islandia

Ha empezado a recibir un turismo masivo en los últimos años gracias a su impresionante belleza natural. En respuesta a ello, han surgido numerosas opciones de alojamiento ecológico. Algunas, tan singulares como sus paisajes. Por ejemplo, se puede pasar una noche bajo las estrellas tumbado en la cama de un iglú de cristal, entre otras maravillas.

3. Kenia

Un país difícil de superar cuando se trata de viajes ecológicos a África. La industria del ecoturismo aquí está ayudando a proteger la vida salvaje y hay muchos safaris respetuosos con el medio, opciones de alojamientos ecosostenibles, etc.

4. Antártida

Viajar de forma sostenible a la Antártida es más fácil de lo que parece. Puedes ir en barco para ver icebergs y, con suerte, algunas ballenas y pingüinos. Aunque debes tener en cuenta de que sólo es posible llegar a la Antártida en verano.

5. Nueva Zelanda

Aquí hay un sinfín de actividades respetuosas con el medio ambiente que puedes hacer: desde kayak y senderismo, hasta avistamiento de ballenas. Este país también cuenta con algunas de las mejores opciones de alojamiento ecológico, como lujosas cabañas en los árboles.

6. Ecuador

Con un ecosistema increíblemente diverso, todos los proyectos aquí son únicos e integran a las culturas locales. Como los viajes para alojarse con comunidades indígenas. Por no hablar de que, por supuesto, ningún viaje ecosostenible a Ecuador estaría completo sin una visita a las famosas Islas Galápagos.

7. Chile

La Patagonia y los Andes son solo algunos de los principales atractivos de un viaje a Chile. Y todos ellos pueden realizarse de forma sostenible. La Patagonia es quizá el destino con más iniciativas ecoturísticas, como el senderismo por los parques nacionales. Aunque encontrarás un sinfín de actividades y de alojamientos.

8. España

Aún hay mucho por hacer. Pero puedes disfrutar de una escapada de ecoturismo sin salir de nuestro país. Ya no solo por la diversidad de paisajes con que contamos, si no por la cantidad de actividades disponibles en cada uno de ellos y el aumento de alojamientos respetuosos con el medio ambiente.