Chichen Itza, Mexico, Nature

8 cenotes en México que no te puedes perder

Hay más de 10.000 cenotes repartidos por la península del Yucatán, así que visitarlos todos es una hazaña casi imposible. Por eso, en este post queremos presentarte 8 cenotes que deberías visitar cuando vayas a México.

Publicado por
Ingrid·22/9/2022
Compartir

Si vas a México, visitar un cenote (o varios) es un must, pirata. Antiguamente, los cenotes eran sitios sagrados en los que se consideraba que se podía contactar con los dioses. Hoy en día, son parajes naturales espectaculares, en los que puedes pasar un buen rato, dándote un bañito relajante, haciendo un poco de snorkel o explorando sus grutas.

1. Cenote Ik Kil

Es uno de los cenotes más populares de México, conocido también como cenote sagrado (aunque el verdadero está dentro del recinto de Chichén Itzá y no se permite la entrada).

Está rodeado de vegetación y es todo un especáctulo para los sentidos. Es un cenote de tipo abierto de unos 61cm de diámetro y una profundidad de unos 40m. ¡Prepárate para bajar escaleras, pirata!

Cuenta con varios servicios como: aparcamiento, restaurante o alquiler de chalecos y material.

2. Cenote Chacksikin

Este centoe se encuentra dentro de una cueva y forma parte de los 3 Cenotes de Santa Bárbara, localizados en Homún.

Para visitarlos existen dos opciones, pero una de las más populares y conocidas es la opción de coger un “truck” tirado por caballos que te irá dejando en los 3 cenotes. La otra opción es alquilar una bicicleta pra ir más a tu aire.

También puedes elegir el paquete que incluye comida. Y cuenta con restaurante, taquillas, chalecos salvavidas, duchas y baños.

3. Cenote Xooch

Es otro de los cenotes de Santa Bárbara, parte cueva y parte abierto. Las vistas desde arriba son impresionantes, casi igual que las vistas que obtienes una vez estás dentro.

Después de descender por unas escaleras de hierro, hay una plataforma de madera para acceder al cenote.

Tiene un diametro de entre 60-70m y una profundidad de unos 60m.

4. Cenote Cristalino

Es un cenote abierto y bastante concurrido por turistas, ya que se ubica a unos 20km de Playa del Carmen. Por eso, te recomendamos que vayas a primera hora si quieres disfrutarlo en soledad.

La entrada cuesta $150MXN (7,50€) para adultos y $100MXN (5€) para los niños y el horario de apertrura es de 8h de la mañana a 18h.

Cuenta con una basta vegetación a sus alrededores y una agua cristalina (como su nombre indica), gracias a lo cual podrás observar las rocas, las raíces de los árboles y los peces que viven en ella. ¡No olvides tus gafas, pirata!

5. Cenote Calavera

Este cenote se encuentra a unos 5 minutos de Tulum y se trata de un cenote semiabierto. Se llama así porque si miras hacia arriba verás 3 orificios, que recuerdan a los dos ojos y la boca.

Para bajar al agua tiene unas escaleras de madera muy sencillas. Además, el agujero de más diámetro cuenta con un columpio desde donde podrás sacar unas fotos muy chulas.

El coste de la entrada es de $200MXN (10€).

6. Cenote Azul

Este cenote se encuentra en la Riviera Maya y es uno de los más grandes y, posiblemente, uno de los más antiguos.

Es ideal para todo tipo de públicos, debido a que cuenta con distintas zonas, desde las más profundas para los más atrevidos, hasta las poco profundas para niños o los que buscan el relax.

El precio de la entrada es de $120MXN (6€) y es un buen cenote para pasar el día si te apetece.

7. Cenote Sac Actun

Este quizás sea menos conocido, pero no por eso menos impresionante. “Sac Actun” significa “Cueva blanca” en maya.

Su sistema de cavernas es impresionante y uno de los más grandes del mundo. Por lo que es un cenote ideal para bucear. De hecho, si haces una inmersión, podrás ver altares que fueron usados en civilizaciones antiguas y hasta restos de fauna del Pleistoceno.

Por supuesto, también es apto para los no tan intrépidos para echarse un bañito y disfrutar de su magnifica formación en roca.

Como curiosidad: hace poco descubrieron que se une al Cenote Dos Ojos, el que te presentamos a continuación.

8. Cenote Dos Ojos

Este es un cenote que destaca por su red de cavernas subterráneas, ya que se extiende a lo largo de 82km. Por esta razón, es un lugar excelente para los amantes del buceo.

Pero, aunque no seas buzo, podrás disfrutar de este cenote. Tiene una amplia zona en su entrada para darse un baño refrescante o para hacer una sesión de snorkel.

Como muchos otros cenotes, siempre es mejor ir a primera hora, ya que los de Tulum son aún más visitados que los del resto de Yucatán.

El precio de entrada es de $200MXN (10€), aunque existen varios tours disponibles.

¿Qué debes tener en cuenta cuando visitas un cenote?

  • Para la mayoría (si no todos ya) tienes que pagar una entrada, que puede ir entre 50-350 pesos mexicanos (2,5€-18€).

  • No se puede usar crema solar, antimosquitos, perfumes, maquillaje o similares con la intención de preservar sus aguas libres de químicos.

  • En la mayoría, es obligatorio ducharse antes de entrar por la misma razón que comentábamos en el punto anterior.

  • El uso de chaleco salvavidas puede ser obligatorio en alguno de ellos.

  • Te aconsejamos no llevar nada de valor. Solo el bañador, las chanclas y la toalla. Como mucho, un móvil o una gopro para hacer fotografías.

  • El horario de apertura para la mayoría suele ser desde primera hora de la mañana hasta las 17-18h. Muchos cenotes cierran a eso de las 5 de la tarde, por lo que te recomendamos que los visites por la mañana. A primera hora es cuando suele haber menos gente, siendo el mediodía el momento con más afluencia.

  • En algunos cenotes te limitan el tiempo de visita para evitar grandes aglomeraciones.

  • Recuerda llevar siempre efectivo para poder pagar la entrada, ya que en muchos no aceptan pago con tarjeta.

  • Lleva tus gafas de buceo, ya que no en todos las alquilan o alquilarlas es más caro que comprar unas nuevas.

¿Qué cenote visitarás sí o sí, pirata?