Varios

Rincones de Cádiz donde nunca imaginaste poder dormir

Autor , 21. may 2020 16.30

Por todos son conocidas las maravillosas playas gaditanas y sus hoteles de ensueño mirando al mar. Sin embargo, esta provincia andaluza tiene mucho más que ofrecer y cuenta con algunos rincones -algunos más secretos que otros- perfectos para hacer una escapada diferente.

Una casa burbuja, chozas de paja, un hotel con el que viajar en el tiempo,... seguid leyendo y dejaros sorprender por algunos de los alojamientos más curiosos de Cádiz.

Boat Haus-Mediterranean Experience, La Línea de la Concepción.

Con el Peñón de Gibraltar de fondo, estos barcos de colores -aptos para instagrammers- se ubican en la urbanización de la Alcaidesa. Con una cuidada decoración, todos tienen una pequeña terraza y disponen de alquiler gratuito de bicicletas.

Rincones de Cádiz donde nunca imaginaste poder dormir - 18

RESERVAR

miCielo - Baumhäuser, Vejer de la Frontera.

Se trata de unas bonitas cabañas de madera perfectamente acondicionadas y ubicadas en plena naturaleza. Tan atractivas como sus alrededores, donde podréis practicar deportes al aire libre o simplemente relajaros desconectando del mundo.

Rincones de Cádiz donde nunca imaginaste poder dormir - 16

RESERVAR

Espacio La Perla, Zahora.

No es el Ártico pero en Zahora también podéis alojaros en un iglú. Eso sí, mucho más colorido y adaptado al clima local. Son tan monos por dentro como por fuera y no les falta un detalle: cocina equipada, baño privado,... además cuentan con piscina exterior.

Rincones de Cádiz donde nunca imaginaste poder dormir - 14

RESERVAR

VanVida Village, Tarifa.

¿Os animaríais a alojaros en una caravana? Estamos seguros de que en cuánto veáis las de VanVida Village, situado a pocos metros de la playa de los Lances, la respuesta será sí. Restaurados y con una cuidada decoración, harán las delicias de los más aventureros.

Rincones de Cádiz donde nunca imaginaste poder dormir - 12

RESERVAR

Los Baños de la Luz, Facinas.

Este conjunto rural situado en Facinas, pedanía de Tarifa, os permitirá vivir la experiencia de dormir bajo las estrellas en una cúpula geodésica o "casa burbuja". Los Baños de La luz ofrece además otras posibilidades de alojamiento, como una antigua casa de más de 100 años.

Rincones de Cádiz donde nunca imaginaste poder dormir - 10

RESERVAR

Casas Karen, Caños de Meca.

Se trata de chozas hechas de paja y madera construidas en perfecta armonía con el entorno que las rodea; que es, nada más y nada menos, que la famosa playa de los Caños. Situada a pocos metros del alojamiento.

Rincones de Cádiz donde nunca imaginaste poder dormir - 8

RESERVAR

Wakana Lake, Benalup-Casas Viejas.

Un remanso de paz en el corazón del Parque Natural de los Alcornocales donde podéis dormir en tipis indios o en yurtas -originarias de Mongolia-, entre otros alojamientos. En este resort se puede acampar, hacer un retiro espiritual o incluso celebrar bodas.

Rincones de Cádiz donde nunca imaginaste poder dormir - 6

RESERVAR

Casa Cueva el Arrabal, Setenil de las Bodegas.

Por si Setenil no fuese ya lo suficientemente peculiar, podéis dormir en una de sus famosas casas construidas bajo un saliente rocoso. Eso sí, con toda comodidad y mucho estilo. Esta casa además ofrece unas vistas panorámicas increíbles del pueblo.

Rincones de Cádiz donde nunca imaginaste poder dormir - 4

RESERVAR

Hotel Utopía 4*, Benalup-Casas Viejas.

¿Quién diría que en un pueblo tan tranquilo como Benalup íbamos a encontrar un café teatro al estilo parisino, con espectáculos incluídos? Sin duda uno de los puentes fuertes de este hotel inspirado en los años 30.

Rincones de Cádiz donde nunca imaginaste poder dormir - 2

RESERVAR

Hotel Casa de las Cuatro Torres, Cádiz.

Este hotel boutique se sitúa en uno de los monumentos más reconocibles de la capital gaditana: la Casa de las Cuatro Torres. Un edificio con cuatro torres mirador construido en el S.XVIII, con mucha Historia y unas vistas impresionantes.

Rincones de Cádiz donde nunca imaginaste poder dormir

RESERVAR

Rincones de Cádiz donde nunca imaginaste poder dormir